Capítulo XXXIV: Mayo-Julio 1862. La Campaña de la Península 2ªparte

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

2nd U.S. Artillery, at Fair Oaks, VA, June 1862

Capítulo XXXIV: Mayo-Julio 1862. La Campaña de la Península 2ªparte

Sobre la batalla de Williamsburg, dijo el General Barnard, “Hemos luchado, hemos perdido varios miles de hombres, y no hemos ganado nada. Si no hubiésemos peleado, al día siguiente sería la batalla, y con toda probabilidad, hubiera sido innecesaria. Pero, si hubiera sido necesaria, deberíamos haber tenido tiempo para traer nuestros recursos, reconocer la posición y realizado nuestro ataque de tal manera que hubiera salido algún resultado de él”

Esta reflexión realizada por el Brigadier General John G. Barnard, Ingeniero Jefe del Ejército del Potomac, al poco de la Batalla de Williamsburg refleja cual era el pensamiento general entre el generalato del ejército. Aunque lo más curioso es que ese pensamiento era nuevo, pues cuando habían desembarcado en la Península a mediado de Marzo con una fuerza de más de 120.000 hombres y 40 baterías pensaban que con realizar un avance decidido la guerra terminaría en pocas semanas. Pero el caso es que los 13.000 hombres del confederado Mayor General John B. Magruder fueron realizando una pantalla perfecta que ayudó a que el generalato unionista pensara lo mismo que su General en Jefe, George B. McClellan, y no era otro pensamiento de que los confederados siempre les doblaban en número.

La situación era que en dos meses de campaña el ejército más potente que se había visto en el continente americano sólo había conseguido avanzar unas escasas 50 millas y lo que se había planificado como un “paseo triunfal” estaba siendo un infierno de lluvia y barro. Y lo que era más evidente, el ejército confederado no terminaba de presentar una batalla decisiva pero tampoco dejaba de “aguijonear” y lo que era más evidente y dejó claro el General Barnard: “…no hemos ganado nada”.

 El 16 de Mayo el Ejército del Potomac ocupaba White House Landing en donde instalaría su cuartel general. Esta hacienda era propiedad de W.H.F “Rooney” Lee, hijo del general confederado Robert E. Lee, propiedad que tiempo atrás había sido la residencia del Presidente Washington, antecesor de la mujer de Robert Lee. Destacable es mencionar la actitud de McClellan con respecto a la propiedad de uno de los generales rebeldes, el caso es que situó su tienda en las inmediaciones de la casa y colocó centinelas para evitar cualquier incidente contra la vivienda. Por lo demás la situación de la hacienda a las afueras de Richmond y junto al ferrocarril Richmond&York River la comunicaba con Eltham’s Landing y Cumberland Landing, y en estas tres posiciones se establecerían las bases de suministros del ejército unionista. Al tiempo que por medio del ferrocarril la artillería pesada sería llevaba hasta apenas 7 millas de Richmond.

Sigue leyendo

Capítulo XXXIII: Shenandoah 1862

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Capítulo XXXIII: Shenandoah 1862

Para mediados de Mayo de 1862 se puede considerar que la Confederación se encontraba con una rodilla clavada en tierra y a punto de claudicar. En la Unión e incluso en las cancillerías europeas se comenzaba a rumorear que la guerra terminaría en el verano próximo. Tras la 1ª Batalla de Bull Run, que no se puede considerar como una victoria militar sino una prueba de intenciones. Y tras esa batalla todos los acontecimientos destacables eran derrotas para la Confederación. Ulysses S. Grant había dado dos importantes golpes de mano en el Oeste con Fort Donelson y la Batalla de Shiloh. New Orleans, la gran ciudad del Sur, había sido conquistada en cuanto la Unión se lo había propuesto. Y el inmenso Ejército del Potomac se encontraba a las afueras de Richmond.

La Confederación no era capaz de mantener su territorio y en estas circunstancias era impensable lograr el reconocimiento de ninguna nación europea, especialmente por parte de Francia o Gran Bretaña. Se necesitaba un “golpe de mano” que diese un poco de oxígeno a la naciente nación.

Es en este momento cuando aparece el héroe por excelencia de la Confederación y este no es otro que el Mayor General Thomas J. “Stonewall” Jackson. Y como veremos a continuación la primera actuación de uno de los mejor tándemes de la historia militar, aunque ni siquiera ellos lo sabían en ese momento, y ese no es otro que el formado por Robert E. Lee y Stonewall Jackson.

Ha llegado el momento de intentar conocer un poco a uno de los protagonistas por derecho propio de esta guerra.

Sigue leyendo

Capítulo XXXII: El “Plan Maestro” de McClellan. La Campaña de la Península hasta Williamsburg.

Etiquetas

, ,

“Tomando el café frente a Yorktown, Virginia, Mayo 1862”

Capítulo XXXII: El “Plan Maestro” de McClellan. La Campaña de la Península hasta Williamsburg.

En la mañana del 25 de Junio amanece un día soleado, atrás quedan las intensas lluvias que prácticamente han durado un mes, y la temperatura comienza a subir. La vista es magnífica, un pequeño bosque de robles centenarios rompe la monotonía del paisaje, el cual es atravesado por un arroyo que crea un pequeño pantano, ciertamente es una tierra que sosiega el alma. Es un perfecto día de verano en Virginia.

Pero esta tranquilidad es rota en mil pedazos cuando los fusiles empiezan a hablar en el interior del bosque. Rápidamente los hombres se aprestan al combate, los oficiales aprestan a sus hombres al combate y todos corren hacia el interior del bosque. Rápidamente el griterío y el idioma de la guerra envuelven todo el paisaje.

El día avanza y los fusiles eran sus señores, al atardecer más de mil hombres habían pagado su peaje. Y a pesar del cansancio en los rostros y la fatiga del combate, una mueca de satisfacción se aprecia en el rostro de los hombres, ¡la Confederación! se ha salvado y comienza a levantar su rodilla hincada en la tierra.

Las tornas del destino han girado y es el momento de reclamar un lugar bajo el Sol, pero debemos remontarnos unos meses atrás para entender el porqué de la satisfacción en los rostros de los hombres.

Sigue leyendo

Capítulo XXXI: Abril-Mayo de 1862: New Orleans

Etiquetas

, , , , , ,

“New Orleans Mint 1862”

Capítulo XXXI: Abril-Mayo de 1862: New Orleans

Como ya vimos anteriormente a la Batalla de Shiloh otra victoria importante se había producido ya en la Isla Nº 10. Allí, el mando unionista de Pope y el Flag Officer Foote había visto perfectamente la ocasión para asaltar las posiciones enemigas que les daba el que Beauregard hubiera marchado hacia el Este con la Brigada de Stewart. Pero para hacer cruzar el Mississippi a las tropas de Pope seguía haciendo falta apoyo de cañoneras, y las defensas fluviales seguían cortando el paso a los buques de Foote.

El 7 de abril se inició ya el cruce en masa, pero no habría combate. El Brigadier John Porter McCown, que no se había atrevido a contratacar, pidió a Pope condiciones, y entregó su mando al día siguiente, cuando se le concedió la libertad bajo palabra para él y sus hombres. Así terminó la campaña por New Madrid y la Bear by Island Nº 10, que dio a los unionistas la captura de casi 5.000 prisioneros, incluyendo los brigadieres McCown, William Mackall y William H.T Walker, y más de un centenar de cañones, en buena parte pesados.

Salvo en cuanto al total de prisioneros, la victoria parecía incluso más absoluta que la de Grant en Fort Henry y Donelson, y lo que es mejor con apenas 100 bajas de coste, incluyendo las de la flotilla. Coincidiendo con Shiloh, hizo palidecer la estrella de Grant y convirtió a Pope en el héroe de la Unión. El mando confederado pareció en cambio asumir que se había dejado demasiado solo a McCown y, para demostrar que no se le reprochaba la rendición, fue de inmediato ascendido a Mayor General. En cuanto a Foote, calculando que el río estaba ya libre hasta Memphis, pedía a gritos zarpar para allá.

Sigue leyendo

Capítulo XXX: Shiloh: Matanza en el Pittsburg Landing

Etiquetas

,

“Washington Artillery of New Orleans en Shiloh”

Capítulo XXX: Shiloh: Matanza en el Pittsburg Landing

Volvemos a los primeros días de Marzo de 1862 para encontrarnos con el Mayor General Henry W. Halleck, comandante del Departamento del Missouri, y que con la toma de Fort Henry y Fort Donelson se le presentaba la oportunidad de profundizar en el Sur por esta brecha en el dispositivo defensivo de la Confederación en el río Tennessee. Y curioso es el dato de que se ascendió a Charles Ferguson Smith, que mandaba una división en Fort Donelson, a Mayor General dándole el mando de la campaña y por tanto superior al Mayor General Ulysses S. Grant. Lo cual ha sido mantenido por muchos historiadores como una clara muestra de la animosidad que Halleck sentía hacia Grant.

Pero la realidad cierta es que Halleck fue ascendido en sus funciones y su mando fue ampliado, denominándose Departamento del Mississippi, por lo que el Ejército del Ohio de Don Carlos Buell quedaba ahora bajo su mando. Y a la vista de los acontecimientos se preparó para lanzar una ofensiva para los primeros días de Abril. Por lo que Buell debía reunirse con Grant y su Ejército del Tennessee. Buell debía avanzar desde Nashville hacia el Pittsburg Landing. El objetivo principal sería dirigirse con ambos ejércitos y tomar el control de la línea férrea Memphis&Charleston Railroad la cual era una de las vías principales de suministros entre el Valle del Mississippi, Memphis y Richmond.

Sigue leyendo

Capítulo XXIX: Marzo de 1862: La Unión Avanza

Etiquetas

, , , , , , , ,

Capítulo XXIX: Marzo de 1862: La Unión Avanza

Ha llegado el momento en que repasemos la situación global del conflicto dándonos un “pequeño paseo” por los diferentes escenarios, pues nos encontramos a las puertas del comienzo de la guerra “en serio”. Acababa de cumplirse el primer año desde la Proclamación de Independencia de los Estados de la Confederación y hacía tiempo que se habían perdido los ecos de aquellos gritos de alegría ante la declaración de guerra. Esa aventura en la que todo se discutiría entre “caballeros” en un campo de batalla. Aquellos elegantes uniformes hacía tiempo que se habían convertido en harapos, empezaban a abundar las familias que habían perdido a alguno o varios de sus miembros por la Causa. Las posiciones habían quedado claras y ahora ambos bandos estaban determinados a perseguir la consecución de sus objetivos.

Así comenzaremos siguiendo las agujas del reloj viendo la situación que se planteaba en los diferentes escenarios del conflicto ante el inicio del segundo año de la guerra, deteniéndonos un poco en los acontecimientos más destacables. Cuando la Unión comenzaba a tener en marcha toda su “maquinaria bélica” y estaba decidida a aplicarla con determinación para terminar lo antes posible con esta guerra.
Sigue leyendo

Capítulo XXVIII: Lucha de Acorazados

Etiquetas

, ,

Capítulo XXVIII: Lucha de Acorazados

Entretanto, en el Este las elecciones generales de la Confederación ya habían pasado, y sus resultados fueron comunicados en marzo de 1862. Como se esperaba, Jefferson Davis se vió confirmado en la Presidencia para un periodo de seis años.

Su gobierno apenas cambió de composición. Tan sólo y para tranquilizar a los militantes airados, Judah Benjamin fue separado del Ministerio de Guerra, que pasó al Brigadier George W. Randolph, (recién ascendido). Mientras Benjamin, de quien Davis no tenía intención de prescindir, sustituía a R.M.T Hunter en la Secretaría de Estado, cada vez más claramente convertido en el número dos del Gobierno.

A su vez, se dio satisfacción a “Stonewall” Jackson permitiéndole sustituir en el mando del Alleghany a William Wing Loring por uno de “sus” hombres, el recientemente nombrado Brigadier Edward Johnson. A Loring se le dio también satisfacción, nombrándole Mayor General y dándole el mando del Kanawha, cuyo titular anterior Alexander R. Lawton pasó a segundo plano.

Sigue leyendo

CAPITULO XXVII- FEB-MARZO 1862: DE VALVERDE A PEA RIDGE

Etiquetas

, , , ,

CAPITULO XXVII- FEB-MARZO 1862: DE VALVERDE A PEA RIDGE

Simultáneamente a las campañas de Grant en los fuertes y de Burnside en los Sounds, los mandos unionistas más meridionales llevaban a cabo acciones menores. La más ambiciosa fue llevada a cabo, en los últimos días de Enero primeros de Febrero, por el Flag Officer del Escuadrón del Sudatlántico Samuel Francis Dupont.

Se trataba de una penetración en la bahía de Charleston, en South Carolina, que bajo el disfraz de un bombardeo buscaba hundir en sus canales de acceso veinte viejas goletas, compradas al efecto y rellenas de piedras y arena (se les llamó “Flota de Piedra” “Stone Fleet”), para inutilizar Charleston como puerto de mar.

Ya anteriormente el 19 de diciembre de 1861 se había realizado una operación similar llevada a cabo por el Capitán Charles H. Davis que hundió 24 goletas en el interior del puerto de Charleston.

Sigue leyendo

Capítulo XXVI: El nuevo frente en el Mississippi

Etiquetas

, , , , ,

Capítulo XXVI: El nuevo frente en el Mississippi

El Presidente Lincoln, envió a Grant por propia iniciativa el ascenso a Mayor General de voluntarios y tampoco se olvidó de algunos subordinados. Los Coroneles Lauman, por su contraataque la tarde del día 15, y Oglesby y William Wallace, por su dura defensa en la mañana de ese día, fueron ascendidos enseguida a brigadieres. Y Coroneles como John Logan y Thomas Ransom fueron apuntados para el primer mando de brigada que quedara disponible. Como en el caso de Logan’s Cross Roads, la reacción en el Sur fue un poco inversa.

Sigue leyendo

Capítulo XXV: Roanoke Island, Elizabeth City y Fort Donelson

Etiquetas

, , ,

Capítulo XXV: Roanoke Island, Elizabeth City y Fort Donelson

A pesar del duro cañoneo que se prolongó hasta el anochecer, la lucha del día 7 de Enero de 1862 en Roanoke Island sólo fue en cierta forma preparatoria. Los buques del Flag Officer Goldsborough buscaban esencialmente ir eliminando los obstáculos que se oponían a su enfrentamiento directo con el nudo de la defensa de Croatan Sound, (el conjunto Fort Muger-Fort Blanchard). Los soldados del Brigadier Burnside sólo desembarcaban y se reagrupaban, esperando al fin de la operación de desembarco para reorganizarse y avanzar hacia el Norte.

Con todo, Fort Bartow fue un hueso duro de roer y toda la flota hubo de concentrar su fuego sobre él, hasta que 4 horas de acción, hacia las 17:00, su último cañón quedó acallado. Durante el combate, había molestado bastante a las unidades unionistas las apariciones de las cañoneras de la flotilla confederada del Capitán Lynch, que aparecían disparando y volvían a desaparecer tras los cabos de Weir’s Point, en la isla, y Redstone Point, en tierra firme. Y Goldsborough había decidido, para darles un escarmiento, que en cuanto Fort Bartow enmudeciera, toda la flota se lanzaría hacia sus posiciones de ataque a Fort Forest a toda máquina, tratando de sorprender a cualquier enemigo que acechara en Redstone Point, y por supuesto con las más aviesas intenciones.

Sigue leyendo